El Colegio de Odontólogos contrata detectives privados para combatir el intrusismo

Los últimos casos han sacado a la luz la contratación de una serie de detectives privados para detectar el fraude. Fuentes extraoficiales cuentan que gracias ha esta medida, se han denunciado casos en los que la limpieza bucal o la colocación de fluoruros se convertían en una amenaza para el cliente.

Este confidencial ha sabido que la misión de los detectives era hacerse pasar por clientes habituales de una consulta de servicios dentales. De esta manera, la confianza adquirida con el “supuesto cliente” destapaba por si mismo al falso profesional.

Intrusismo profesional en Cantabria

La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a un hombre, por un delito de intrusismo profesional, ya que ha considerado probado que realizaba limpiezas dentales en la clínica que regentaba, pese a carecer de la titulación oficial de higienista.

La Sentencia, que es firme, ha considerado esencial el testimonio de un detective privado contratado por el Colegio de Odontólogos de Cantabria que acudió a consulta y fue atendido por el imputado.

La Audiencia ha constatado que el ahora condenado carecía del título oficial de higienista dental y ha rechazado dar valor al certificado aportado por aquel, ya que se trata de un documento emitido por un centro privado del que no consta homologación.

Por último, la Audiencia ha rechazado la alegación del condenado acerca de la posible existencia de un delito provocado al haber sido esencial para el fallo la declaración como testigo de un detective privado contratado por el Colegio de Odontólogos.