La policía detiene a 144 personas relacionadas con fraude a aseguradoras

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una organización criminal que estafó de manera masiva a compañías de seguros a través de la simulación de lesiones e intervenciones médicas para obtener indemnizaciones por incapacidad temporal.

La trama presentaba informes médicos presuntamente falsificados de 25 hospitales y centros médicos del Servicio Andaluz de Salud, partes que estaban manipulados con firmas de facultativos calcadas y números de la seguridad social que eran iguales para dos asegurados diferentes, o informes copiados literalmente.

El supuesto organizador de la trama, agente comercial de una de las aseguradoras en el momento en el que se empezó a cometer el fraude, se benefició no sólo a nivel personal, sino también a nivel familiar, siendo su esposa y otros familiares los que declararon en diferentes partes.

En total simularon la existencia de 330 percances de salud y por ello han sido detenidas 144 personas -principalmente en la provincia de Cádiz (140), pero también en Granada (1), Alicante (1), Mallorca (1) y Sevilla (1)- en una operación desarrollada en tres fases.

Hasta 6 aseguradoras afectadas

Las investigaciones se iniciaron el pasado el mes de julio de 2013, cuando los agentes recibieron la denuncia de un gabinete pericial por delitos de estafa y falsedad documental llevados a cabo a través del fraude a compañías aseguradoras.

En concreto, una serie de personas habría contratado una póliza con el fin de percibir indemnizaciones por incapacidad temporal. Todos simulaban la intervención en centros hospitalarios, presentando informes médicos falsificados ante el seguro contratado.

Las sospechas las trasladó a la Policía Nacional un equipo de detectives privados que fue contratado por tres aseguradoras. En tres años de investigaciones, los policías han podido corroborar los hechos denunciados cotejando los partes facultativos presentados por los contratantes.

Las pesquisas se centraron en uno de los agentes comerciales de una de las empresas defraudadas que trabajó para la compañía desde el año 2005 hasta el 2013.

El presunto organizador de la trama no sólo se benefició a nivel personal, sino que también lo hicieron personas allegadas a él, como su esposa u otros individuos de su núcleo familiar más próximo. Todos ellos figuran como declarantes de varios siniestros simulados, así como beneficiarios de las indemnizaciones. Este grupo de personas ligadas al supuesto cabecilla de la organización aportaron documentación falsificada en un total de 64.

Las tres fases en las que se ha llevado a cabo el trabajo policial se han saldado con la detención del cabecilla de la trama, con domicilio en El Puerto de Santa María.

Este hombre aprovechó sus conocimientos de la estructura comercial en la que trabajaba para convertir su actividad laboral en una compleja estrategia delictiva. Además, han sido detenidas otras 143 personas e investigadas otras siete más. Los contratantes de las pólizas recibían indemnizaciones que iban desde los 1.600 euros hasta los 8.400, y hay casos en los que lo percibido por los beneficiarios asciende hasta los 13.000 euros.

Todas las estafas investigadas en esta operación policial llegaron a ocasionar un perjuicio de hasta 1,5 millones de euros a las compañías defraudadas.

El cabecilla de la trama, que fue detenido hace 11 meses, recibía parte de las indemnizaciones cobradas por los beneficiarios de los seguro, lo que le permitía llevar un alto nivel de vida.

Para resarcir los daños económicos ocasionados a las compañías de seguros, al cabecilla de la trama se le han embargado propiedades inmobiliarias y vehículos de alta gama. Los detenidos están en libertad con cargos y se enfrentan a un delito de fraude a las aseguradoras, falsedad documental y posiblemente afloren delitos de blanqueo de capitales, según han apuntado responsables de la Policía Nacional.

Todos los detenidos están en libertad con cargos. Además, se mantienen abiertas investigaciones asociadas a esta y en la que se estudian nuevos fraudes en los últimos años a distintas compañías de seguros.

La operación se ha llevado a cabo por el Grupo I de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Barcelona, el Grupo de Delincuencia Económica de la brigada Provincial de Policía Judicial de Cádiz y los Grupos de UDEV de las comisarías de La Línea de la Concepción, de Jerez de la Frontera y de El Puerto de Santa María.